Construyamos una resistencia masiva para defender DACA

Published On October 2, 2017 | By Teddy Shibabaw | #ResistTrump, en español, Immigrants Rights

¡Derechos completos para TODOS/AS los inmigrantes indocumentados/as!

PDF. In English.

Después de prometer a los Dreamers por meses que no tenían nada de qué preocuparse, que tiene un “gran corazón”, Trump anunció el fin del programa Deferred Action for Childhood Arrivals (DACA, Acción diferida para los llegados en la infancia). Es un ataque despiadado a toda la comunidad inmigrante, dirigido a 800,000 jóvenes que llegaron a los E.E.U.U. a temprana edad y que voluntariamente dieron su información al gobierno a cambio de la eliminación de la amenaza de deportación.

¿Qué está haciendo Trump?

Por un lado, Trump se presenta como simpatizante de la situación de los Dreamers indicando que estaría dispuesto a firmar una ley que asegure su derecho a permanecer en el país. Pero, por otro, puntos clave distribuidos por la administración a legisladores republicanos dicen que los receptores de DACA deben preparase para “auto-deportarse”. Este es el lenguaje de la extrema derecha, no el lenguaje de alguien que cree que los receptores de DACA son “chicos/as fantásticos”, ni del que siente un “gran amor” por los Dreamers.

Se amontona la evidencia de que Trump está dispuesto a continuar los más miserables e indefendibles ataques a las secciones más vulnerables de la población como forma de consolidar el apoyo de la derecha.

El ataque a DACA viene a la espalda de su defensa de los supremacistas blancos en Charlottesville y del indulto del Sheriff de Arizona Joe Apario. Pero ahora, con un aislamiento creciente en Washington y las repercusiones negativas en secciones importantes de la clase capitalista, Trump está claramente preocupado de haber ido demasiado lejos con DACA.

Los orígenes de DACA

Obama inició DACA por el absoluto punto muerto en el que se encontraba el Congreso en cuestión de reforma migratoria, habiendo fallado en pasar el DREAM act que contaba con un amplio apoyo. Sin embargo, no debemos olvidar que el propio Obama fue apodado el “deportador en jefe” por asociaciones por los derechos de los/as inmigrantes ya que deportó más gente que todas las administraciones anteriores juntas. El mismo DACA fue una concesión a las protestas y acciones militantes de un movimiento liderado por valientes jóvenes indocumentados/as y sus simpatizantes.

Está claro que, sin las protestas y acciones directas masivas, sostenidas, coordinadas e intensificadas, ni el Congreso ni Trump moverán un dedo para legalizar DACA.

Desafortunadamente, aunque de esperar, los líderes del partido demócrata están más centrados en hacer pactos con Trump que en movilizar cualquier tipo de repuesta de protesta.

Construyamos Resistencia Masiva

La construcción de este movimiento podría tener un tremendo alcance dado que la mayor parte de la población estadounidense está a favor de continuar DACA. Como reporta el Washington Post “al final del año pasado, Pew Research preguntó a los estadounidenses si los niños/as que inmigraron a los E.E.U.U. ilegalmente deberían tener derecho a permanecer en el país. Casi tres cuartos de los encuestados dijeron que si, con un tercio indicando que ese tipo de política es “muy importante”. Los números completos incluyen 82 por ciento de Demócratas y 60 por ciento de Republicanos”.

La América corporativa tiene sus propios intereses para apoyar DACA: les interesa regularizar la posición de algunos trabajadores/as inmigrantes mientras deja a la mayoría como super-explotados trabajadores/as de segunda clase.

La clase dominante busca utilizar a los obreros inmigrantes para deprimir los salarios de todos. Nosotros queremos aumentar las condiciones de vida de toda la clase trabajadora reconstruyendo el movimiento obrero como nuestra fuerza de combate. Por ello, además de por ser la posición más humana, estamos a favor de derechos de ciudadanía para todos/as los inmigrantes indocumentados.

La amenaza de desencadenar una resistencia masiva fue fundamental para parar la prohibición de musulmanes/as y la deportación de millones que Trump prometió en los seis primeros meses de su administración. Estas redes de resistencia deben reactivarse y desarrollarse aún más en campuses, lugares de trabajo y comunidades. Y de hecho, ya ha habido protestas, huelgas estudiantiles y desobediencia civil bastante significativas en diversas ciudades.

Todos los que luchamos por los derechos de los inmigrantes entendemos que derrotar a Trump y a Sessions va a requerir movilizaciones mucho más extensas y masivas. Nuestra inspiración debería ser el movimiento de masas de los trabajadores/as inmigrantes que consiguió derrotar la racista ley Sensenbrenner en 2006. Pero esta vez habrá mucha más unidad entre los trabajadores/as inmigrantes y nativos ya que esta despiadada administración está uniendo a millones en su contra. Derrotar los ataques de Trump en DACA será un paso más en la lucha global de sacarlo de su puesto y derrotar a la derecha.

De manera inmediata, las grandes organizaciones por los derechos de los inmigrantes, sindicatos, lideres progresistas como Sanders y la toda la izquierda tiene que poner una fecha para un día de acción nacional que empiece a agrupar a cientos de miles o millones en las calles, dejando claro que la consecuencia de terminar con DACA y deportar a los Dreamers será una agitación social masiva. Acciones en los lugares de trabajo, terminando en huelgas, así como bloqueos y ocupaciones masivas, deben de formar parte de la estrategia y táctica de escalada del movimiento.

Estas movilizaciones, aun enfocándose en la cuestión inmediata de DACA, deben también de lanzar demandas más generales por los derechos de los inmigrantes y en contra de la agenda racista y xenófoba de la derecha.

  • No a acuerdos podridos con Trump. • DACA permanente.
  • Fin a la amenaza de deportación para todos/as los inmigrantes indocumentados/as y sus familias.
  • Por ciudades santuario reales: sin cooperación con ICE y con salarios dignos, college gratuito para todos los residentes, vivienda justa, sanidad y servicios para todos/as.
  • Prohibición de la técnica policial de “Broken windows” en contra de las comunidades inmigrantes.
  • Legalización incondicional e inmediata de todos/as los inmigrantes indocumentados/as incluyendo derechos de ciudadanía.
  • Unamos la lucha por los derechos de los inmigrantes a todas las luchas en contra de la derecha construyendo una poderosa fuerza para derrocar a Trump.

Like this Article? Share it!