Chicago: Contruyendo Un Movimiento Fuerte Para Echar A Rahm Emanuel

Published On January 28, 2016 | By Steve Edwards | en español, Fighting Racism, U.S. Politics

Traducido al español; click here for English version.

La plataforma de Justicia para Laquan MacDonald acaba de lanzar un amplio ataque contra el establishment político en Chicago, enfocado en particular al “alcalde del 1%” Rahm Emanuel e involucrando al aparato político Demócrata en su práctica totalidad. Laquan era un joven negro de diecisiete años asesinado brutalmente por la policía de Chicago mediante dieciséis tiros en octubre del 2014. Los hechos fueron tapados hasta después de las elecciones a la alcaldía del siguiente año. Debido a ello, miles de personas han tomado las calles para exigir la dimisión de Rahm.

El alcalde Emanuel está intentando salvar su carrera política mediante cualquier medio disponible. Ha sacrificado a otros oficiales, como al superintendente de policía, en un intento desesperado para contener los daños. Una encuesta en noviembre mostraba que el 52% de los habitantes de Chicago pedían la dimisión inmediata de Rahm. Bajo la amenaza de una huelga de maestros, una lista interminable de escándalos de corrupción, muchas preguntas sin contestar sobre las pensiones públicas y, sobretodo, el resentimiento subyacente debido a su abandono de las comunidades de clase trabajadora, uno de los oficiales públicos más poderosos del país se encuentra en una lucha a vida o muerte por su supervivencia política.

Por una alternativa al aparato Demócrata

La dimisión de Rahm Emanuel representaría una gran victoria para el movimiento #BlackLivesMatter. Pero el movimiento #RahmResign (#RahmDimisión) va más allá. Se ha enfrentado frontalmente al aparato del Partido Demócrata y a sus fuertes vínculos con las grandes empresas y los promotores inmobiliarios, sacando a la luz preguntas enteramente nuevas. Por ejemplo: ¿quién sería el sustituto de Rahm? ¿Quién sustituiría a Aldermen y a la gran mayoría de oficiales que controla? ¿Cómo podría la clase trabajadora hacerles rendir cuentas por sus acciones? Y más importante, ¿cómo se puede construir un movimiento que involucre a los cientos de miles de personas corrientes para luchar contra un enemigo astuto y poderoso, que no se detendrá ante nada para mantener su poder?

La construcción de un movimiento requiere sacrificios. Pero la clase trabajadora, que sacrifica su tiempo y energía cada día, requiere de metas claras y de una manera de alcanzarlas. Esto significa que, para ganar, el movimiento necesita tener estructuras democráticas que atraigan a secciones más amplias de la clase trabajadora. No debemos olvidar que hay otras numerosas comunidades que también se encuentran bajo ataque del mismo aparato que tiroteó a Laquan McDonald y tapó su muerte. El movimiento debe de tender la mano a los padres que luchan por educación y colegios de calidad, a los profesores que luchan por un salario y vida decentes, a los inquilinos que buscan vivienda asequible, a los trabajadores luchando por un transporte público decente, y a los pensionistas que intentan conseguir una jubilación decente. Todos ellos son en potencia aliados en la lucha.

Un movimiento unido no es una idea socialista bonita, sino una necesidad concreta para vencer. El aparato del partido Demócrata de Chicago entiende esto, y actuará en consecuencia. Apelará tanto al clero conservador negro, en un intento de aislar a los jóvenes activistas negros tachándolos de demasiado radicales, como a la inexistente “mayoría silenciosa” de ciudadanos satisfechos con su condición e “incomodados” por las protestas. Intentará desmovilizar al movimiento creando un sin fin de comités, indagaciones e investigaciones. En el mejor de los casos, esto sólo conservará el estatus quo, sin detener la muerte de más jóvenes negros en las manos de la policía de Chicago. Para contrarrestar esto, se debe desarrollar una lista de demandas que representan las necesidades de la clase trabajadora de Chicago en las que no haya compromisos intermedios con el aparato del partido demócrata.

El sindicato de profesores se une a la lucha

El seis de enero, el sindicato de profesores de Chicago (Chicago Teachers’ Union, CTU) votó en asamblea exigir la dimisión de Rahm y de Alvarez, el procurador del Estado de Illinois. Este voto, junto a la decisión de ir a la huelga, respaldado por un voto favorable del 96% de miembros el catorce de diciembre, pone a la CTU del lado del movimiento #RahmResign y en contra de la corrupta administración de la ciudad.

Ahora, el llamado debe de ser implementado. La CTU junto a otros aliados como el sindicato nacional de enfermeras (National Nurses Union), que está dejándose hasta el último suspiro para conseguir votos para Sanders, deben unirse a estos diversos movimientos en crecimiento, para comenzar a construir un partido para el 99%.

También es muy importante la radicalización alrededor de la campaña de Bernie Sanders. Es esencial reunir a sus partidarios en un movimiento que continúe creciendo. Una manifestación en Chicago el veintitrés de enero sacó a miles de personas a las calles de Downtown para marchar hacia el Chicago Board of Trade. Hay una energía cada vez más grande para construir una alternativa política al corporativo sistema bipartidista; para construir un partido que no tome dinero de las corporaciones y que se base en movimientos y comunidades en vez de en salas de juntas en Downtown.

En Chicago, como en muchas otras grandes ciudades del país, el partido Demócrata ha estado en el poder durante décadas. Conseguir dar marcha atrás a las políticas neoliberales que han destruido comunidades negras y trabajadoras requiere mucho más que reemplazar un ala del partido Demócrata con otra. Por ejemplo, la campaña electoral para la alcaldía de Chuy García, que esencialmente es otro político del establishment demócrata, no ofrecía nada fundamentalmente diferente a los trabajadores. Debemos construir una alternativa local desde las bases, involucrando a activistas de todos los movimientos. Los sindicatos, y, en especial, la CTU deberían dar el paso para ayudar con la organización de este movimiento.

Like this Article? Share it!