English version

En las últimas semanas, hemos visto el crecimiento magnífico de un movimiento nuevo para los derechos de los inmigrantes. Este movimiento ya ha puesto millones de protestantes en las calles en más de 100 ciudades. Este movimiento ha dado confianza a miles de estudiantes que han salido de sus colegios y a miles de trabajadores que han salido en huelga. El primero de mayo, este movimiento va a tomar un gran paso adelante con protestas inmensas y huelgas de estudiantes y de trabajadores que sacudirán el país entero.

Este movimiento surgió el 10 de Marzo cuando 300,000 inmigrantes, la mayoría latinos, llenaron las calles de Chicago para protestar contra HR 4437. Esta legislación propuesta hubiese convertido a todos los 12 millones de trabajadores indocumentados en criminales.

Todos los que apoyan a los trabajadores indocumentados tambien serían denominados criminales. Según esta legislación, millones de inmigrantes honestos y trabajadores correrían el riesgo de ser arrestados y encarcelados para esperar la deportación. Maestras y maestros de escuela, enfermeras, hasta los hijos de trabajadores indocumentados serían amenazados, multados y encarcelados.

Algunos políticos pensaban que podrían ganar algunos votos por medio de usar los inmigrantes como chivo expiatorio para los problemas mas graves de los Estados Unidos. Ellos subestimaron la audacia y capacidad de organizarse de las comunidades inmigrantes y de los Latinos.

En las últimas semanas algunas de las manifestaciónes más grandes de la historia de los Estados Unidos han ocurrido en varias partes del país: 1 millon en Los Angeles el 25 de marzo, 500.000 en Dallas el 9 de abril, y más de 2 millones en más de 120 ciudades el 10 de abril.

La acción del primero de mayo va a llevar al movimiento adelante bajo las consignas “El Gran Paro Americano 2006” y “Un Día Sin Inmigrantes.” Esto es algo histórico que ha empezado muchas llamadas a una huelga de los trabajadores inmigrantes. “No Trabajo, No Escuela, No Ventas, No Compras … No aceptaremos nada menos que amnistía completa para todos y dignidad para millones de trabajadores indocumentados en los E.E.U.U. (www.nohr4437.org)

Año trás año, Republicanos, Demócratas, y los grandes capitalistas se han aprovechado mucho de la inmigración ilegal. Ellos quieren que inmigrantes vengan a este país como mano de obra barata. Pero ellos describen a los inmigrantes como “extranjeros ilegales” para mantenerlos como ciudadanos de segunda clase. Los patrones quieren que los inmigrantes siempre tengan miedo de ser detenidos y deportados. Así pueden evitar que los inmigrantes se organicen en sindicatos para reclamar salarios decentes y beneficios.

Inmigrantes son algunas de las personas más trabajadoras de este país, pero ellos reciben los sueldos mas bajos y tienen las jornadas más largas. Cada año ellos pagan más que 90 mil millones de dólares en impuestos, pero solo reciben 5 mil millones en programas públicos de asistencia social. A lo largo de su vida, el inmigrante típico paga $80.000 más en impuestos que recibe en servicios del gobierno (según People for the American Way).

Los trabajadores estadounidenses también deben prestar atención a la lucha de los trabajadores indocumentados. Mientras ellos no tengan los derechos mas básicos, los trabajadores estadounidenses siempre van a competir contra trabajadores que tienen que aceptar menos. Esta presión disminuye los sueldos de todos los obreros. Derechos completos y iguales son necesarios para aumentar los sueldos y lograr lo que todos nosotros queremos: trabajos con salarios dignos, servicios médicos garantizados, pensiones, etc.

Ningún trabajador estadounidense puede ser libre a la vez que millones de inmigrantes son explotados y oprimidos. La falta de derechos democráticos para trabajadores indocumentados representa un peligro para todos los trabajadores. La represión contra trabajadores inmigrantes es solo el comienzo de un ataque general contra los derechos democráticos de todos los trabajadores del país.

Socialist Alternative demanda una amnistía inmediata e incondicional para TODOS los trabajadores indocumentados que viven en los Estados Unidos. Este es un derecho humano básico y democrático que va a permitir que los trabajadores indocumentados puedan organizarse, formar sindicatos, y defenderse.

Afiliase a Socialist Alternative y ayúdanos a luchar por los derechos de todos los trabajadores.

    • Papeles para todos – Queremos amnistía inmediata e incondicional para todos los obreros indocumentados.

 

  • No a las deportaciones y ataques contra las comunidades inmigrantes.

 

 

  • Licencias de conducir para todos que los necesitan

 

 

  • Un salario mínimo de $12.50 la hora para todos los trabajadores – ¡Que los sindicatos organizen a los no-sindicalizados!

 

 

  • Servicios médicos gratis y socializados. Servicio médico es un derecho, no un privilegio

 

 

  • Trabajadores del Mundo Únanse – Un ataque contra uno es un ataque contra Todos.

 

0 Shares